Oxfam
Inicio / Historias / Todo nuestro trabajo vale: mujeres y hombres en equidad

Todo nuestro trabajo vale: mujeres y hombres en equidad

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer; Oxfam México reconoce a todas las mujeres que con acciones tanto pequeñas como grandes, han cambiado al mundo; y a todas las mujeres y hombres inspiradores que día a día trabajan por alcanzar un mundo con menor desigualdad. Sin embargo, recordamos también que los orígenes del Día Internacional de la Mujer están en la demanda de las mujeres por la igualdad en el desarrollo y su incorporación activa a las esferas económicas, políticas, sociales.

Hoy en día, las mujeres alrededor del mundo tienen algo en común: tienen derecho al trabajo remunerado y a no sufrir discriminación; sin embargo, enfrentan barreras para su plena participación económica, política y el pleno ejercicio de sus derechos. Estas barreras frecuentemente tienen que ver con las responsabilidades de cuidado del hogar, niñxs, ancianxs y enfermxs, que afectan las posibilidades de las mujeres de competir en la economía en igualdad de condiciones.

Diariamente, las mexicanas dedican casi cinco veces más tiempo que los mexicanos al trabajo de cuidado no remunerado. En total, el 80 por ciento del trabajo del cuidado es realizado por mujeres , mientras que los hombres aportan el 20 por ciento. Estudios en América Latina demuestran que más de la mitad de las mujeres jóvenes (20-24 años) no buscan empleo por la carga de trabajo que tienen con las tareas domésticas. Esta carga desigual, hace que las mujeres no partan de las mismas condiciones para poder competir y desarrollar su potencial en el ámbito profesional. Como resultado  las mexicanas obtienen apenas la mitad de los ingresos que obtienen los mexicanos, y México ha  ocupado en el 2015 el lugar 126 de 145 países del mundo en  materia de igualdad de género y oportunidades para las mujeres en el ámbito económico.

Aún queda mucho por hacer en este tema, pero ejemplos de cómo se puede revertir esta situación se pueden encontrar en nuestro propio país. Recientemente, la Ciudad de México adoptó una política más amplia de licencia de paternidad, que hasta ahora ha beneficiado a un gremio en particular: los policías. Al tener la oportunidad de tomarse el tiempo de cuidar a sus hijos recién nacidos sin el temor de perder su trabajo, los policías han comenzado a revertir prácticas y comportamientos que implicaban una doble carga de trabajo para las mujeres. Podemos ver que un cambio en una política que pareciera sencilla, ha tenido creces y ha logrado cambiar la vida de mujeres y hombres, distribuyendo la carga del trabajo de cuidado y permitiendo a mujeres y hombres vivir una vida más plena.

La lucha contra la desigualdad que ha emprendido Oxfam México está directamente relacionada con la lucha por la igualdad y los derechos de las mujeres. Esto implica impulsar  cambios  en las políticas públicas, en los pactos sociales y en las percepciones culturales  para, entre otras cosas; reducir, redistribuir y redignificar el trabajo de cuidado, y para que deje de verse como una responsabilidad única de las mujeres. El 8 de marzo es un  motivo para la re asumir públicamente nuestro compromiso a la exigencia continúa en los otros 364 días del año.

Aquí te compartimos las opiniones que expertas en este tema nos compartieron respecto al trabajo de cuidado:

 

“EL TRABAJO DE CUIDADO QUE LAS MUJERES REALIZAN ES GANANCIA PARA LOS HOMBRES Y EL CAPITAL”

Leonor Aida Concha

Leonor Aida Concha

Directora, Red Género y Economía


“Debemos desfeminizar el trabajo de cuidados, dejar de pensar que todo lo que es cuidado y trabajo doméstico tiene que recaer necesariamente en las mujeres porque es propio de su género”.

Teresa Inchaustegui

Teresa Incháustegui Romero

Directora General del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México


“Repensar la manera en la que distribuimos el trabajo  al interior de las casas puede convecinos en seres  más libres y completos:

Los hombres pueden tener más tiempo para disfrutar a sus hijos, sin sentir que la mayor carga económica de su hogar recae en ellos.

Las mujeres pueden tener la  posibilidad de crecer profesionalmente, sin que la doble jornada termine con toda su energía.

Mujeres y hombres podemos hacer todo tipo de tareas.

Hacer ajustes en la distribución del trabajo doméstico y de cuidado es una acción urgente en la que ganamos todas las personas.”

Marcela Azuela

Marcela Azuela

Coordinadora Hogar Justo Hogar


“Contribuir ‘Hacia una nueva concepción del trabajo del hogar remunerado y no remunerado’

Somos un grupo de mujeres trabajadoras del hogar comprometidas con las reivindicaciones en favor del trabajo del hogar remunerado y no remunerado, que promueven y defienden los Derechos Humanos Laborales y el desarrollo personal de quienes lo realizan, con una perspectiva de Equidad y Justicia Social.

El reto de todos y todas está en lo que llamamos el “mundo del trabajo doméstico y la cultura que lo rige”, la cual se caracteriza por reproducir la creencia de que el trabajo en el hogar es sólo asunto de las mujeres, por esta creencia muchas no han estudiado, y por otro lado las que sí lo hacen viven una sobrecarga al ser, además de trabajadoras, las únicas responsables del trabajo doméstico.

En el caso, de las trabajadoras del hogar, sus condiciones de trabajo son malas, por costumbre e ignorancia no son respetados sus derechos humanos laborales que tienen por ley, pues no se le da a su trabajo la seriedad e importancia que en realidad tiene.

Por eso hablamos de una nueva concepción del trabajo del hogar remunerado y no remunerado, donde haya una cultura basada en la reciprocidad entre derechos/obligaciones, que valore estas actividades como trabajo y se compartan responsabilidades entre hombres y mujeres, pero también donde el gobierno y la sociedad se responsabilicen, reconozcan su aporte al país y ofrezcan buenas condiciones para las trabajadoras del hogar y a las personas que lo realizan gratuitamente.”

 

Marcelina Bautista

Marcelina Bautista Bautista

Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar SINACTRAHO.


HISTORIAS RELACIONADAS

Unidas en el colectivo feminista Ovarian Psycos, mujeres que residen en el este de Los Ángeles se apropian de las calles montadas en sus bicicletas para confrontar y combatir la violencia de género

Una rodada y la proyección del documental “Ovarian Psycos” dieron pie a un debate sobre violencia de género y sobre las alternativas para atajarla

Es difícil quizás entender lo que significa el término “piso pegajoso” cuando no has vivido en uno. Las mujeres, en las ciudades y en el campo, universitarias y con educación primaria, todas vivimos en ese piso pegajoso provocado por dobles y triples jornadas de trabajo.

Pensemos en una ingeniera que coordina la construcción de un puente; pues bien, pese a que ella hace exactamente lo mismo que un hombre en las mismas horas de trabajo, es común que gane un 15% menos.

Sembrando la tierra para hacer florecer a la comunidad.

A pesar de que la desigualdad ha disminuido en la mayoría de los países, hasta el día de hoy, América Latina es la región más desigual del mundo. En ella, 29.4% de la población vive en condiciones de pobreza, mostrando así las brechas estructurales de desigualdad en la región.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentarios

PASA LA VOZ

Facebook
Twitter
Linkedin
Correo